Skip to content →

Bio

Claudia Golzman nació en Buenos Aires, Argentina, en 1958, donde reside actualmente.

Desde siempre dibujó y pintó. Estudió con Luisa Reisner. Cursó la Escuela de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y la Escuela del Vidrio de Berazategui. Se formó como escultora con Aurelio Macchi y Antonio Pujía y como artista del vidrio con Silvia Levenson.

El vidrio es para ella el material sensible que le permite a través de su esencia simbólica, hablar de fragilidad, transparencia y delicadeza. Indaga en su trabajo lo intangible y misterioso de las relaciones humanas.

Tiene cinco hijos artistas, que la enriquecen y dan cuenta de una experiencia de vida intensa y apasionada.

Comenzó a viajar al exterior a partir de los 50 años y la posibilidad de ver en los museos las obras de artistas tan admirados, la conmovió y revolucionó su modo de trabajo.

Es una de las fundadoras de la Red Muralista Argentina y del grupo Contraluz Mural. Cuando descubrió el vidrio, se fascinó con la idea de trabajar con luz, de hacer murales transparentes y se abocó a la realización de vitrales.

En el año 2008 Silvia Levenson le enseñó la técnica del vidrio colado por crisol y la poesía de las formas traslúcidas en el espacio.

A partir de entonces incursionó en esa técnica a la cera perdida y la pasta de vidrio. Este recorrido se integró a un campo de descubrimientos técnicos y estéticos para dar cuenta de una experiencia artística compleja.

Se dedica a la docencia entendiendo el arte como oficio y que transmitirlo es un modo de vida y una parte indeclinable del trabajo.

Obtuvo numerosos premios en los Salones de Arte en Vidrio Nacionales. Posee obra suya el Museo Nacional del Vidrio Argentino. Expuso en Buenos Aires, en Madrid, en el Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón (2014) y en Bullseye Gallery , Portland- USA, como finalista de Emerge 2012.

Descargar CV

sr-migrante-golpee-y-sera-atendido-1-1